Esta web usa cookies para obtener información estadística y anónima de los visitantes. Si continuas navegando se entiende que aceptas el uso de estas cookies. Además, debes saber que usa Google Analytics por lo que Google también puede estar haciendo lo mismo, o usando información de tu perfil de Google.
De acuerdo Información sobre cookies
Menú principal
Comparte esta página con tus amigos

Dejen de humillarnos a todos.

La celebración de este año 2018 estuvo de nuevo movidita, como el año pasado. Hace ya unos cuantos años ha recuperado el impulso que había perdido en otra época, que se ha revitalizado, como ya se comentó. Que se ha sobrepuesto del abandono que sufría en favor de esas celebraciones religiosas que tanto han enyugado a este pueblo desde siempre, como a otros tantos en estas islas (y vamos a hablar ya sin medias tintas). Se vio mucha gente los dos días principales, 29 y 30, un jueves y viernes con la calle El Plano abarrotada y también circulando por el centro de Icod. Mucha gente, muchas tablas por muchas calles... Todo muy entretenido, muy ameno, muy de todos nosotros, o casi casi.

Sin duda se ha ido viendo con los años una mayor continuidad en Icod con esta fiesta, un esfuerzo más importante que hace un década, nada que ver. Cada vez más consciencia del potencial de las fiestas de noviembre en Icod. Aunque aún quede por hacer, que queda, parece que el pueblo haya despertado un poco de su letargo y haya visto algo que no conocía realmente aun teniéndolo aquí. Venía celebrándolo año tras año siempre de un modo tan desdeñoso... Y en ello tuvo mucho que ver este proyecto, su enfoque, el gran apoyo que recibió de la gente casi desde el principio, y con ello el impulso importante que dio enseguida a la fiesta empujando sin parar, difundiéndola como nunca antes. Es muy gratificante ver el resultado.

Aún queda bastante por ver, pero ha sido bonito observar cómo Icod ha ido evolucionando en torno a las Tablas con la implicación de todos aquí, y cómo cada vez más y más se ha venido difuminando ese aura religiosa y absurda que lo representaba desde siempre y que mantenía al pueblo ahogado en la nada culturalmente hablando. Ha sido bonito ver cómo el municipio se ha ido identificando cada vez más en torno a esta tradición, la que debe arrastrar a todo el pueblo de verdad, tirar de él hacia delante, y no alrededor de esa cruz absurda, esa imagen de la Iglesia que no expresa aquí absolutamente nada para celebrar ni nos representa de ninguna manera, sino más bien todo lo contrario.

Durante todos estos años se acabó consiguiendo cada vez más apartar del todo el tema religioso de esta fiesta, y muy intencionadamente, por supuesto, aunque algunos no se estuviesen enterando de nada. Gracias a esta página, a su insistencia, a los mensajes transmitidos desde aquí, y a la aceptación y el apoyo de la gente, se consiguieron eliminar por ejemplo las misas del programa de actos municipal. Algo realmente ridículo y que nada tenía que ver con esto, que empañaba todas las demás actividades que se presentaban para estas fechas con ese aire a rancio de otras épocas tan oscuras y ofensivas para nosotros. Algo que sin duda ponía freno al desarrollo y al impulso que todo esto podía tomar, enturbiándolo. Con el esfuerzo aplicado en ese mensaje, algo que nadie se había atrevido a hacer antes, se consiguió generar consciencia de lo que se hace aquí en noviembre de verdad, de lo que representa esta tradición. Aunque algunos nunca se enteraban del todo, año tras año ese mensaje fue calando y la mayoría de la gente lo fue entendiendo, aceptando y participando de él. Como el propio Ayuntamiento, que lo terminó captando después de unos pocos años de repetirlo por fin y apartó las misas de esto. Aunque luego quizás lo hayan querido "compensar" por otro lado con mensajes inapropiados.

Pues después de todo esto, una de las polémicas este pasado noviembre se dio en torno a este asunto tan absurdo, el religioso, después de que un grupo de personas reventase la fiesta con una procesión sobredimensionada y por sorpresa que nos dejó a todos un poco fuera de juego. Una "banda de cristianos", como se dijo al día siguiente aquí intentando ponerle humor al tema por la banda de cornetas y tambores que participó esta vez. Hay un reducido grupo de personas, los que se lanzan con ese tablón tan conocido por la calle El Plano, que desde hace un tiempo sacan en procesión algo que ellos llaman una imagen del "santo Andrés". En su balsa, cargado al hombro, cada año recorren con él toda la calle El Plano gritando "¡Viva San Andrés!", jaleando a la gente y representando una escena que sólo ellos entienden, pero absurda y sin ningún tipo de relación con esta fiesta. Es una acción que va totalmente en contra del origen de esta tradición y del esfuerzo que durante once años ya se ha venido haciendo en esta página y desde otros ámbitos y que tanta gente ha respaldado. Este año hicieron su procesión acompañados de una banda de cornetas y tambores. Esto reventó completamente el arrastre durante un buen rato, mientras algunos grababan con sus móviles y nos quedábamos todos esperando a que terminasen para recomponer todo. El público se quedó fuera de juego, también el personal de Protección Civil, que vio cómo algo así descomponía completamente el entorno, la distribución de todo alrededor que se mantiene toda la noche, generando riesgos, etc.

Esa procesión que este año estuvo tan sobredimensionada es una actividad sin sentido para nadie más que para ellos y para los cuatro cristianos que aún mantienen el negocio de la Iglesia aquí en torno a todas las cosas, y para los que mantienen su negocio cristiano también, que como en todos lados seguro que algunos habrá.

Desde el primer día en esta web se dio total importancia a alejar a la Iglesia de todo esto, a dejar claro que el origen de la tradición no tiene nada que ver con esa institución. Se dio a entender desde el principio que esta celebración se alejaba de cualquier influencia religiosa, que no debía verse empañada por nada relacionado con ellos para darle sentido de verdad. Es totalmente absurdo y va contra la fiesta y la tradición implicar a la Iglesia en esto, hay que insistir. Eso sólo destruye todo lo que tiene que ver con Las Tablas, todo el esfuerzo que tantos hemos hecho para que la fiesta esté como está, más bien recuperada y viva después de haber sido despreciada durante tantísimo tiempo. Si se ha revitalizado, si la gente de fuera la ha captado y valorado, es porque han entendido, lo mismo que las nuevas generaciones, ese sentido que desde aquí se ha defendido e impulsado como nadie más había hecho, como nadie hizo nunca antes aquí. Nadie dijo nunca antes nada para alejarla de la Iglesia. Incluso al contrario, hasta desde el Ayuntamiento se ha venido defendiendo un sentido religioso en todo. Lo mismo que tratan de mantenernos enyugados y atolondrados con esa absurda fiesta que hasta ahora venía representando a Icod, ésa de septiembre, ese sinsentido religioso, la fiesta que llaman del "Santísimo Cristo del Calvario". Ya ven, una fiesta en torno a un ser torturado y clavado en dos palos de madera para representar a todo un pueblo. Así de mal ha estado esto siempre. Esa fiesta era lo único que se había venido usando seriamente para darle imagen y solemnidad a este pueblo antes. Un hacer negocio a la iglesia y promover la subyugación del pueblo bajo una imagen vulgar y basta culturalmente hablando que no representa nada para nadie, sólo para la Igleisa y sus fieles, y sus socios, claro. Que no representa a Icod ni a su gente, ni su pasado ni su historia, ni su cultura, ni nada de nada. Que sólo nos humilla y nos representa a todos arrodillados y entregando todo lo que tenemos a esa gente extraña, a ellos, a los de la Iglesia. Esa fiesta absurda se ha conseguido desbancar con la de noviembre desde hace unos años, con la de Las Tablas, y ha sido yendo en dirección contraria.

Cualquier cosa así en torno a Las Tablas es absurdo. No se debe pasear al santo Andrés en procesión por las calles por las que se arrastra la gente. No se debe detener el arrastre de las tablas para dar presencia a la Iglesia Católica. No es digno para este pueblo tratar de asociar esta fiesta a la Iglesia Católica. No es digno para nosotros hacer esas cosas y tratar de enturbiar el significado de lo que estamos celebrando así. No es propio de esta época ni de gente que conoce de qué va todo esto, no es propio de gente consciente y que respeta a su pueblo, su pasado, sus orígenes. Se explica en esta página, se lleva explicando muchos años ya, todos los críos lo han entendido, han crecido entendiéndolo. Todo el que ha querido lo ha asimilado. Que el origen de esta fiesta no tiene nada que ver con la Iglesia. Es patético, humillante, ver que todavía hay quien nos quiere implicar a todos en eso, ver gente que se esfuerza por mantener esta tradición vinculada a esos absurdos. Y no me refiero ya a los cuatro que pasean ese santo en procesión por la calle El Plano. Sobre todo me refiero a cualquier estamento, empleado o representante público, y a cualquier ciudadano que esté haciendo algún esfuerzo desde cualquier institución o fuera de ella por tratar de que se perciba esta fiesta o la tradición como una veneración a eso que algunos llaman “Santo Andrés”. Es patético y ridículo, es insultante, es humillante y denigrante para todos nosotros. Es una farsa indecente. Hasta los críos del pueblo se dan cuenta de que sus mayores están sometiéndonos a todos, de que les están pisoteando sus vidas, de que no se trata más que de un simple negocio con seres humanos. Que es un esfuerzo de los de siempre, de los que usan la fiesta para ellos, de los que se han apropiado de todo aquí desde siempre, de todas las tradiciones, fiestas y de todo lo que hace la gente. Hasta los críos reconocen o reconocerán a quienes creen que el pueblo es suyo, y que la gente es suya también. Que es sólo hacer negocio con el pueblo a costa de lo que sea, de la fe de la gente o lo que les pongan por delante, da igual. Esto hasta un crío lo entiende y decirlo no le choca a nadie, sólo a quienes no quieren que tengamos nada, ni entendamos nada ni digamos nada.

A los que pasean ese santo por la calle sólo pedirles una vez más que dejen de hacerlo. Que lo propio sería que montasen ustedes un altar por ahí en cualquier sitio, que su fe personal es cosa suya y nadie se está metiendo con eso. Si la quieren expresar hágando por su cuenta, sin interrumpir la fiesta, sin mezclar eso con nosotros, sin mezclarlo con Las Tablas. Lo mismo que los que dicen hacer otras cosas en torno a grupos religiosos. Eso no son Las Tablas. Que ustedes hayan decidido someterse a la Iglesia y celebrar ese anomástico absurdo que los curas asignaron al calendario el día treinta de noviembre es cosa suya, pero eso no es de Icod, ni tiene que ver con la gente de Icod, ni tiene que ver con Las Tablas ni con el pueblo. Repetimos: Eso va contra Las Tablas, va contra lo nuestro, representa todo lo contrario y destruye la tradición y al pueblo.

Para muchos fue patético ver esa procesión. Y así se contó aquí la mañana siguiente. Y para que se entienda bien lo que representa eso aquí, tras hablar de esto el día 30 por la mañana en Facebook, la crispación entre unos pocos despistados fue bastante. Digo unos pocos porque muchos mostraron su acuerdo tanto en Facebook como luego, la noche siguiente en la calle. Hubo que estar borrando comentarios del Facebook y responder a alguna gente que venía a despreciar todo lo que se hace aquí, todo el esfuerzo que se ha hecho aquí, a insultar y comentar absurdos contra esto. Como digo son unos pocos despistados que no se habían enterado de por qué la gente aprecia esta fiesta, de cómo se ha recuperado esto. Gente que no se ha enterado muy bien de qué estamos celebrando en Icod en noviembre. Eso es lo que representa cualquier celebración religiosa en torno a nuestras tradiciones: ausencia de consciencia, gente cerrada en la ignorancia que se lanza enseguida a defender a los de la Iglesia aún a costa de despreciar todo lo suyo, a costa de despreciar cualquier esfuerzo que hagan los demás. E imagino que, como siempre, también se trataba de algunos que se ha aprovechado de este esfuerzo sin decir ni mu, sin compartir nada, sin participar en nada, sin aportar nada ni mostrar ningún tipo de apreciación favorable por nada aquí, quién sabe. De esa gente que sabe que para ellos todo consiste siempre en apropiarse de todo. Tanto es así como funciona el tema religioso que esa noche del día 30 llegué a recibir amenazas en plena calle El Plano por parte de dos personas que forman parte de ese grupo que hizo esa procesión. Todo ridículo. Todo absurdo. Nada de eso es nuestro. Todo generado por esa institución religiosa ajena a nosotros.

La gente de fuera que leyó los comentarios de esos despistados tuvo que sentir mucha pena por nosotros. Imagínense gente de esos lugares donde se están desmantelando iglesias, demoliéndolas o convirtiéndolas en otra cosa, como bibliotecas, lo patético que les tuvo que parecer leer todo eso, ver el daño que nos ha hecho la Iglesia aquí y cómo aún pervive, cómo lo padecemos y ver que el pueblo no se entera de nada. De ver cómo les ofrecen el impulso para salir de eso y lo desprecian y lo atacan obcecados a toda costa. Mucha pena seguro.

Aún queda gente muy despistada en este pueblo. Aún queda gente demasiado aturdida por la Iglesia Católica. Y aún se siente el esfuerzo de los de siempre intentando mantener este negocio a costa de todos nosotros, envileciendo a la gente, manteniéndola aturdida y en la ignorancia, empujándola incluso a atacar todo lo suyo, obcecados con mantener ese aura religiosa, estúpida y sin sentido sobre Icod tapando todo esto. Ya lo dije a principios de noviembre y se los repito ahora. No se esfuercen tanto. Eso todo va a desaparecer.

Hay que tener claro y decirlo aquí para que no tenga duda nadie, sobre todo los más jóvenes, que lo que de verdad les preocupa a los que promueven todo esto desde las alturas no es el tema religioso, ni la fe de la gente, ni la devoción, ni la cultura original de Icod, ni quiénes somos en realidad ni nada. Esa gente, cuando habla de religiosidad, de devoción, de solemnidad... cuando promueven todo ese sinsentido y tratan de fijar la imagen de Icod en torno a todo eso, de lo único que están hablando es de negocios. De mantener al pueblo enyugado y aturdido, obediente, ignorante y sumiso, dedicado a hacer lo único que ellos digan. No se promueve ni se defiende la devoción cristiana por ejemplo desde un Ayuntamiento, los ayuntamientos no están para eso. Son mentiras, son negocios. La religiosidad a muchos les da igual. Se trata sólo de controlar.

Hagan lo que quieran. Pero dejen de intentar denigrarnos. Dejen de humillarnos.

Nadie había hecho nunca tanto por esta tradición como este sitio al enfrentarse a quienes mezclan temas religiosos en todo esto, al enfrentarse al Ayuntamiento y su costumbre tan vulgar de poner misas en el programa de las fiestas, al enfrentarse a la religiosidad de Icod, a la Iglesia y rechazarla al hablar del origen de esta fiesta. Nadie había hecho tantísimo por esto antes, nunca, porque nadie había hecho eso antes sino todo lo contrario. En este pueblo la gente sólo ha hecho siempre por defender con vehemencia unas imposiciones religiosas que nada tienen que ver con esto, denigrarnos y humillarnos a todos. Nadie había hecho tanto jamás aquí. Y en lugar de apuntarse al carro y defender lo que aquí se defiende, que es la verdadera naturaleza de las Tablas, sin Iglesia, se han dedicado unos cuantos a atacar este sitio como perros maleados y maleando y atacando a otros. Dan ustedes mucha pena. Hacen el ridículo. Nos dejan muy mal.

Sólo han habido otros que han hecho más que esta web antes en ese sentido, y no son ninguno de ustedes. Otros que se han enfrentado a la Iglesia antes más que lo que se ha hecho en este sitio con el apoyo de tantos. Sólo han habido otros antes que han estado por encima de este sitio en eso, que han hecho más de lo que se hace aquí. Es a esos otros a quienes se intenta defender aquí todos los años, parecerse a ellos, hablar como ellos y hablar de ellos como debe ser, repudiar a los curas en todo esto, como debe ser, como hacían ellos. Esos otros nunca han sido ustedes, que tanta vergüenza ajena dan, que tanto nos ofenden y que los desprecian y los insultan a ellos cada vez que defienden a la Iglesia, cada vez que tratan de asociar esta tradición e Icod a la Iglesia, lo mismo que esa falsa devoción religiosa que desde algunos estamentos se difunde. Esos otros fueron los que empezaron la tradición defendiéndose de todo eso, defendiéndose de quienes empezaron todo este negocio de la Iglesia a costa de todos nosotros. Esos otros, que tanto trabajaron y lucharon por salir adelante a pesar de tanto sufrimiento como les hacían padecer todos los días.

Aquí siempre se les ha representado a ellos, se ha movido esto por ellos, a pesar de todas las estupideces que han habido en contra. Y así va a seguir siendo, como todos los años. No tienen nada que hacer. Yo ya conozco a esos que empezaron esta tradición. Les aseguro que todos aquí les van a conocer también. Y les aseguro otra cosa: que si esos se levantasen y viesen una imagen católica en procesión por una calle con tablas, o a alguien intentando vincular a la Iglesia en esto, les huirían espantados como quien huye del Mal mismo. Seguro que les repugnarían.

Dejen de hacer el ridículo. Dejen de humillarnos a todos.

Y hasta el año que viene, si no hay nada antes.

Comentarios
Puede dejar aquí un comentario sobre esta sección.

Aún no hay comentarios que mostrar.

Formulario para comentar

Nombre:

Email (no se publicará):

Su ubicación (país y/o región y/o localidad):

Comentario:

Palabra de seguridad:

Teclea aquí la palabra de seguridad, por favor:

¿No se lee bien? Pide otra haciendo clic aquí.

Acepte las condiciones sobre datos personales.
(Se ven en un página nueva)


La ip será enviada y guardada por seguridad.


Firma en el Libro de Visitas. Participa en la historia de esta fiesta.
Firma en el Libro de Visitas de esta web
Comparte esta página con tus amigos

Colabora para mantener viva la tradición.

Participa con lo que quieras para el mantenimiento de este sitio. Puedes hacerlo fácilmente con tu cuenta de Paypal o con tarjeta de crédito.



El tiempo en Icod de los Vinos

El tiempo en Icod de los Vinos

Apúntate a nuestro Facebook



Comparte esta página con tus amigos.


Noviembre es el mes de Las Tablas de Icod de los Vinos.
tablasdesanandres.net
(2008-2021

Una página de

Prohibido el uso de ningún contenido de este sitio sin autorización.

Puede conocer más información relativa a esta web así como sobre las condiciones de uso haciendo clic aquí.